Ideas infinitas para cualquier sector

La creatividad llega con el sistema adecuado.

3 sistemas absurdamente simples para hacer marketing de contenidos

¿Cómo lo logran?

¿Cómo hace esa gente que envía emails todos los días? ¿De dónde sacan las ideas?

¿Y los que siempre tienen algo interesante que contar en redes sociales? ¿Y los bloggers? ¿Y los que sacan vídeos casi a diario?

3 sistemas para generar infinitas ideas

La respuesta es simple (que no sencilla).

Tienen un sistema.

Nosotros no.

Nosotros tenemos 3 sistemas.

3 sistemas que funcionan en conjunto, cada uno complementando al anterior.

Sistema 1: El ombligocéntrico

Con este sistema sacaremos las ideas que vienen de nuestra experiencia, lo que conocemos y controlamos, y los temas de los que queremos hablar.

Sistema 2: El clientecéntrico

Con este sistema identificamos a tus distintos clientes tipo, y la información que deben conocer en cada caso.

Sistema 3: El productocéntrico

Con este sistema nos centramos en tus productos y servicios, vemos las fases por las que debe pasar cada cliente hasta que compra, y la información que debe recibir en cada momento.

3 sistemas absurdamente simples para hacer marketing de contenidos

De esta forma, aparte de sacar infinitas ideas de contenido, nos aseguramos de no dejarnos atrás nada importante.

Vamos a tocar todos los palos necesarios para que llegar a la audiencia que nos interesa, darle la información que necesita conocer, y persuadirlos de que nuestra solución es la mejor.

Además, hay tres bonus tracks que te ayudarán a sacar aún más ideas en cualquier momento del año. Para cuando tenemos un día tonto. ¿De qué van estos bonus tracks?

3 sistemas absurdamente simples para hacer marketing de contenidos

Lo siento, no pienso contar una sola palabra sobre los bonus tracks.

Suscríbete, descarga el PDF y lo puedes ver por tí mismo.

Es gratis e indoloro.

No compartimos tu email con nadie, y podrás darte de baja cuando quieras con 2 clics.

¿Vale la pena?

 SI QUIERES MEJORAR TU MARKETING DE CONTENIDOS Y NO VOLVER A QUEDARTE SIN IDEAS, VALE LA PENA.