Un restaurante puede pasar perfectamente sin página web. Hala, ya lo he dicho. Tienes un perfil en Facebook, otro en Trip Advisor, quizá también en Instagram o cualquier otra red social molona… ¿Para qué ibas a necesitar una página web para tu restaurante? Son ganas de gastar por gastar…

Por otra parte, si es así, ¿por qué hay tantas páginas web para restaurantes? ¿Por qué los mejores restaurantes tienen todos página web? ¿Hay alguna ventaja crucial que merezca la pena? Te lo contamos a continuación. ¿La respuesta corta? Sí, vale la pena si se hacen las cosas bien. Vale, no estoy siendo muy específico, pero querías la respuesta corta, ¿no? Como en casi todo en esta vida, lo mejor toma algo más de tiempo… :/

Tu imagen es sólo tuya

Y de nadie más. Uno de los activos más importantes de los buenos restaurantes es su imagen de marca. Y en ningún otro sitio la podrás desarrollar como en tu propio sitio web.

Los perfiles de Facebook, Trip Advisor y demás son todos iguales, sólo se diferencian las fotos y el texto, y normalmente no demasiado. Esto no significa que la web de un restaurante tenga que tener más efectos especiales que la última peli de Marvel. Hay que ir al grano, pero haciéndolo bien. Buenas fotos, textos que inviten a visitar, y ya que se toman la molestia de visitar nuestra web, algo entretenido que los deje con ganas de más. Así es como lograrás que te visiten (en persona, que es lo que interesa).

Mira cómo le va a este señor con sólo la página de Facebook… :D

Reservas sin pagar a terceros


En las páginas web para restaurantes, puedes tener fácilmente un formulario de reservas. Sin pagar a el Tenedor, Trip Advisor o cualquier otro una comisión por cada reserva. Ahorras costes, y das mejor servicio. Simple.

Un consejo: incentiva las reservas online con un extra; por ejemplo, un entrante exclusivo sólo para reservas online desde tu sitio web. Bueno (que esté rico), bonito (que quede bien en la foto, para que te hagan promo gratis) y barato (sin cargo extra, sólo por hacer la reserva online). Les das algo que no se puede conseguir de otra forma, los tienes entretenidos mientras piden, y los educas para que reserven online (en tu sitio web, donde interesa).

Cuenta tu historia de modo atractivo

Historia de tu restaurante
No hace falta remontarse a los griegos ni a los romanos, sino contar tu historia de modo que tus clientes puedan identificarse con ella.

Puedes pensar que tu historia no tiene nada de particular, pero casi nunca es así. No tiene por qué ser tu historia personal, puede ser la del negocio, la del local… Si no tienes idea de cómo puedes contarla para que sea atractiva, deberías tener una conversación con alguien que sepa de esto. O nos llamas a nosotros y hablamos un rato. La primera vez no te vamos a cobrar, ¿te imaginas tener que hacer eso en tu restaurante?

quiero morir

Medir resultados en la web

Con una página web bien planteada puedes saber cuanta gente te visita, qué páginas generan mayor interés, desde dónde se hacen las reservas, por qué términos estás posicionando en Google… La información es oro, y ayuda a que el sitio web de tu negocio no sea una página estática y siempre igual, sino que vaya cambiando y mejorando con el tiempo. Pero no a lo loco y en base a intuiciones, sino con método y en base a datos.

Nota: Si tu idea para hacer una página web es montarla y olvidarte de ella, mejor olvídate de ella antes de montarla, y te ahorras tiempo y dinero. Una web debe estar viva, cambiar y renovarse, o Google la ignora. Si no tienes tiempo, delega.

analítica web en las páginas web para restaurantes
El análisis de la página web del restaurante nos indica qué hay que mejorar

Además, tener un sitio web propio facilita el seguimiento de conversiones, por ejemplo desde campañas en Facebook. Con un sitio web propio, podemos instalar el píxel de seguimiento de Facebook y utilizarlo para seguir mejor el rendimiento de las campañas y aplicar retargeting (un segundo anuncio para quienes han interactuado con una campaña anterior).

Al medir resultados en la web, hay que centrarse en lo importante y olvidarse de las «métricas de vanidad». Por lo general, no importa tanto cuanta gente nos visita, sino el número de reservas y otras métricas de resultados. Si sólo necesitas mirar 4 o 5 indicadores importantes, consultar las estadísticas de tráfico se puede hacer en un minuto.

Pantalla de inicio para el Social Wifi

Si tienes un servicio de wifi marketing (y si no lo tienes deberías), sabes que puedes dirigir a tus usuarios cuando se conecten a la página que quieras. Muchos redirigen a su facebook y ya, pero se le saca más partido cuando podemos llevarlos a una página específicamente diseñada para esto (que puedes crear fácilmente desde tu sitio web).

¿Qué poner en esta página? Lo que más interese promocionar. Si tenemos un vídeo presentando el negocio, puede ser una buena opción. Si queremos entregar un descuento para que vuelvan, es el sitio perfecto. Si queremos promocionar uno de nuestros platos o productos, o a alguno de nuestros distribuidores, nos aseguramos de que todos los que se conecten al Wifi lo vean.

Refleja la experiencia gastronómica y el entorno

En tu sitio web puedes recurrir a cualquier formato: imágenes, texto, vídeo… pero además puedes poner en valor otras cosas aparte de la comida: la decoración, la atención, el entorno, las vistas, la zona… La experiencia de visitar tu restaurante no puede basarse únicamente en la comida, por muy buena que esté. Todos estos «extras» se pueden poner en valor en el sitio web, mejor que en ningún otro sítio.

el entorno y la decoración se deben potenciar en las páginas web para restaurantes
Si tu restaurante está en un barco, lo de las vistas lo tienes resuelto. Si no, algo habrá que pensar…

Confianza y valores

El simple hecho de tener un sitio web y no sólo la página de Facebook o el perfil de Trip Advisor envía un mensaje de forma implícita: os tomáis en serio a vosotros mismos. Si además es una página bien diseñada, que da ganas de ir a comer, y donde se puede hacer una reserva rápido y fácil, ya hay buena parte de la captación del cliente hecha.

Además, en nuestro sitio web podemos (debemos) hacer hincapié en los valores que definen al negocio. La finalidad de una empresa hoy día no puede ser sólo hacer dinero, hay que apostar por una forma de hacer las cosas o un modo de beneficiar a la sociedad.

Hay valores que se reclaman cada día mas a los restaurantes, como el comercio de proximidad con productos locales, los productos ecológicos, etc. En cualquier caso no se trata de tomar lo que está de moda sino de crear los valores del negocio en base a los nuestros, en especial si son comunes a los de los clientes.

zanahorias recién sacadas de la tierra
De la tierra a la mesa, seguro que tus clientes lo valoran ;)

Comparte las opiniones de tus clientes

A diferencia de Facebook o Trip Advisor, donde cualquiera puede entrar y dejar una opinión pésima (real o no), en tu sitio web puedes compartir las opiniones que quieras. Y la prueba social cuenta. Cuenta mucho. Pero tu web es tuya (facebook y Trip Advisor no), y aquí nadie puede entrar y estropearlo.

Combina los canales

Las páginas web para restaurantes sirven de forma efectiva para vertebrar toda la presencia online. Ahí podemos incluir nuestros canales en redes sociales, las menciones que nos hagan en prensa u otros medios, etc, con lo que podemos dar una visión completa de todo lo que hacemos (especialmente si no publicamos lo mismo en todos los canales, que es lo recomendable). Si el sitio web es nuevo, podemos hacer que sea lo primero que se ve cuando alguien se conecta desde nuestro wifi.

Carta con todo lujo de detalles

Para una persona que nunca te ha visitado, la carta es muy importante para hacerse una idea de lo que puede tomar. Y aquí es donde falla la mayoría en las páginas web para restaurantes.

Si tienes tu carta en Trip Advisor o Facebook, probablemente sea una imagen o un foto, pero en la web te puedes extender todo lo que quieras, promocionar nuevos platos, poner fotografías deliciosas de los platos que interesa promocionar, acompañados de un texto que haga la boca agua. No hay límites de espacio, así que aprovecha y expláyate. La mayoría no lo hace…

la carta en las páginas web para restaurantes
A esa ensalada dan ganas de hincarle el diente desde la pantalla, ¡ñam!

Puedes aprovechar para incluir los valores nutricionales de los platos, y resaltar las alternativas para determinados colectivos: begetarianos, veganos, paleodieta, etc… Cada vez se demanda más y los atraerás a tu mesa si ven opciones que son claramente para ellos.

Para llevar desde la web

Cada vez mas establecimientos incluyen servicio de «take away» o para llevar. Si quieres sumarte a esta corriente, con tu web podrán hacer los pedidos online, puedes ofertar menús semanales, tanto para particulares como para colectivos… Hay muchas posibilidades de innovar aquí.

Promociona tus productos propios

Imagina que le cuentas al cliente que la deliciosa mermelada de tomate que acompañaba a su queso frito está a la venta a través del sitio web. Ya les estás dando un buen motivo para que te vuelvan a visitar online. También puede ser un detalle para regalar…

Mejor comunicación: Eventos, blog…

Hay muchos restaurantes y bares que cuentan con música en directo, o hacen eventos (aprender a preparar una receta o un cóctel, una noche de tapas, retransmisiones de partidos, etc). Promocionar esto es más fácil teniendo un blog propio, que además ayuda a posicionarnos en todo tipo de términos en buscadores.

Llevar un blog puede ser tedioso, pero también puede ser un incentivo para un empleado que quiera formarse y asumir más responsabilidades. O se puede externalizar. Bien llevado, es un recurso que a medio-largo plazo genera tráfico a la web, posicionamiento en buscadores y negocio. Y de paso nutre de contenidos a las redes sociales.

Hay gente que disfruta escribiendo en blogs, y otros para los que es una tortura china. Si quieres ideas sobre cómo sacarle partido, sobre qué escribir, y cómo gestionarlo sin que te robe demasiado tiempo, habla con nosotros y te explicamos.

actualizar paginas web restaurantes
El día a día de nuestro negocio tiene muchos momentos para compartir, si tenemos el ojo abierto para verlos

En conclusión: ¿merece la pena una página web para restaurantes?

¿Merece la pena tener un sitio web propio? Sí, pero si hay una estrategia de posicionamiento online detrás, y la página web sirve a este propósito. No nos va a quitar trabajo, sino que nos va a dar más que hacer, pero si ayuda a tener más reservas, llenar las horas vacías, y hacer que la gente vuelva, merece la pena. No se logra en dos días, pero si con constancia.

Un sitio web acorde a la imagen corporativa, con información relevante y atractivo, es un síntoma de buena salud del negocio y un escaparate ideal para atraer nuevos clientes. ¿tu negocio lo merece?

En webfocus creamos sitios web memorables para restaurantes, enfocados en atraer clientes y vender mas. Si quieres que la imagen digital de tu negocio esté a la altura del servicio, contacta con nosotros.

5/5 (1)

Si te ha sido útil, puntúa el artículo