Seleccionar página

Saber generar nombres atractivos puede ser muy rentable si sabes utilizarlo, te explico aquí la importancia del naming. No es el mejor ejemplo que podía haber puesto, pero no puedo evitarlo, me ha hecho gracia:

La importancia del naming

Si te quieres echar unas risas con nombres de cosas locos y bizarros, pásate por mastersofnaming.com (en español, aunque casi que da igual).

Bueno, deja que me ponga (solo un poco) mas serio. Inventar nombres de cosas. Ganar pasta. Puede ser muy rentable. Explico por qué.

Primero, antecedentes. La teoría del océano rojo y del océano azul. Igual ya la conoces, te hago un resumen muy rápido si no. Un océano rojo es rojo, porque está lleno de tiburones.

Aquí el océano sería una metáfora del mercado. Es decir, un océano rojo, es un mercado saturado, lleno de competidores. Sólo sobreviven los más grandes o los mas baratos (al menos por un tiempo).
Un océano azul, por el contrario, es un mercado virgen (o casi), con muy pocos competidores y lleno de deliciosos pececillos esperando a ser comidos. Puestos a competir por la supervivencia, mejor un océano azul que uno rojo, ¿no?

Vale, veamos ahora que tiene que ver esto con los nombres, y aquí en mi mundillo de internet, marketers, traffikers, copywritters y designers de cosers, esto se utiliza mucho. Pero vale para cualquier tipo de negocio, te explico por qué.

Veamos con ejemplos reales la importancia del naming.

Naming para copywritters

Hace unos años en España no había copywritters. Había redactores publicitarios, especialistas en marketing de respuesta directa, o incluso copys. copywritters no había, básicamente porque ya habían palabras para decir lo mismo en español.

Entonces llegó una chica muy avispada (Maider Tomasena) y observó que había 400 búsquedas al mes, de media, en España, por la palabra «copywritter». Y nadie se anunciaba por ese término. Así que se posicionó como copywritter. Popularizó el nombre hasta tal punto que hoy das una patada a una piedra y salen 4 copywritters.

Sí, bueno, luego llegó Isra Bravo y lo petó más fuerte que nadie, pero esto que te cuento fue antes de que se él hiciera conocido. Lo conocemos como copywritter porque antes Maider popularizó este término. De hecho, el palabro este «copywritter» ni siquiera le mola mucho al bueno de Isra.

Es decir, en un mundo de especialistas en marketing, redactores publicitarios, etc etc, ella, con una sola palabra, se fabricó su «océano azul». Bueno, quizá no un océano, era solo un lago, pero lo hizo crecer hasta vivir muy bien de ello.

Sólo con una palabra, se diferenció de toda su competencia. Toooooma.

Masters of naming en el SEO

Para mí, en el mercado hispano, quien mejor utiliza esta técnica de inventarse palabros es Romuald Fons. Romuald Fons es un Youtuber que explica SEO y vende cursos (de SEO). Posicionamiento en buscadores, vaya.

Como ves es un mercado muy de nicho, pero incluso en ese nicho se ha diferenciado como nadie, porque a cada técnica SEO que explica le pone un nombre gracioso. La mayoría no las ha inventado él, pero tiene un estilo muy divertido de explicar (aunque con un ritmo tan histriónico que te puede subir la tensión) así que sus términos se acaban popularizando.

Al final, la gente busca esa técnica por el nombre que se ha inventado el bueno de Romuald y lo encuentran a él. Hace esto una y otra vez, es un auténtico «Master of Naming».

Para muestra un botón

Vale, pero ¿qué tiene esto que ver con lo que sea que tu hagas? ¿De qué puede servir para tu negocio?

Diferenciación. Algo que todo el mundo quiere y pocos logran.

La importancia del naming: Ejemplo en hostelería (que cualquiera puede aplicar)

Imagina.

Imagina que tienes un restaurante cafetería o lo que sea, y tu postre estrella son las torrijas. En un alarde de originalidad, tu negocio se llama «Bar Juan» (o como sea que te llames).

Tu dices que tus torrijas son las mejores de la ciudad, pero bueno, como si tu abuela te dice que eres el mas listo, ¿quién se lo va a creer por que lo digas tú?

Vamos a darte el beneficio de la duda.

Puede que tus torrijas sean las mejores de la ciudad, pero es que hay 200 sitios más donde comer torrijas, y nadie va a ir a todos para saber si tienes razón. Resultado: tu promesa vale menos que una moneda de Euro con la cara de Eddie Murphy.

Ahora, pongamos que tu bar es el único sitio donde se pueden comer las auténticas «TORRIJUANAS», las únicas torrijas de Tijuana, o las torrijas de Juan, con la receta secreta de la abuela Juana que ha pasado de generación en generación con más halo de misterio que el carné de socio de los masones… Ahí cambia la cosa, ¿no?

Igual las pruebas y no te gustan, pero para saber si las Torrijuanas son tan buenas sólo tienes que ir a un sitio. Te has cargado a toda la competencia con un solo disparo. Esta es la importancia del naming.

Si quieres que te ayude con el naming, la web, o el marketing de tu proyecto, o seguir aprendiendo marketing de contenidos del que hace que te explote la cabeza, sólo hay una cosa que puedes hacer. En este enlace.